Ernesto Talvi: producción y ambiente

De la diaria Wiki
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Políticas laborales[editar | editar código]

Consejos de salarios[editar | editar código]

Ernesto Talvi manifestó que no eliminará los consejos de salarios pero los modificará considerando los problemas de empleo y conflictividad. Dentro de los cambios previstos se encuentran agregar mecanismos de prevención de conflictos y facilitar la negociación bipartita entre empresas y trabajadores[1][2]. En el programa de gobierno "Un Pequeño País Modelo" se caracterízan las relaciones laborales existentes como rígidas y carentes de confianza por parte de los interlocutores sociales. Si bien reconoce que "la negociación colectiva sigue siendo el mejor mecanismo para organizar el trabajo y las remuneraciones", se entiende que en su formato actual trae aparejada la destrucción de puestos de trabajo.[3]

Otro punto del programa establece que una vez "fijados los salarios mínimos, empresas y trabajadores podrán, de acuerdo con su realidad particular, negociar condiciones diferentes a las pautadas a nivel sectorial". Además se propone legislar "para que los trabajadores de una empresa que libremente resolvieron no afiliarse a organización sindical alguna recuperen el derecho a negociar colectivamente, tal como recomienda la Organización Internacional del Trabajo y dicta la Declaración Socio-laboral del Mercosur". Respecto a este último punto, Hugo Barreto Ghione - profesor titular de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la Facultad de Derecho - plantea que la OIT presenta una recomendación en el sentido opuesto: "la existencia de representantes no sindicalizados no debe utilizarse `en menoscabo de la posición de los sindicatos interesados` en la negociación colectiva".[4]

Decreto 165/006 (Regulación del Derecho de Huelga)[editar | editar código]

El programa de Talvi propone derogar el decreto 165/006, que establece en el Artículo 4 la "ocupación parcial o total de los lugares de trabajo, en cuanto modalidad de ejercicio del derecho de huelga". Se entiende que esta interpretación de la ocupación "constituye una flagrante inconstitucionalidad, en tanto violenta el derecho al trabajo del no huelguista, así como el derecho de propiedad y libre empresa del empleador".

Barreto Ghione apunta que "el organismo internacional [OIT] admite desde siempre que la ocupación y el piquete son medidas legítimas en tanto resulten pacíficas".

Nuevas formas de trabajo[editar | editar código]

El último punto del programa en lo referido a relaciones laborales trata sobre nuevas formas de trabajo y la necesidad de ajustar la regulación de manera acorde. Entre las nuevas formas de trabajo se mencionan el trabajo a distancia y el parasubordinado (trabajo de independientes en régimen de dependencia). Se plantea la expansión de derechos de los trabajadores poniendo como ejemplos "el derecho a la desconexión y la videovigilancia".

Finalmente se propone implementar un sistema de Cuentas de Actividad Personal. Este se implementará como un sistema de puntos personales que serán canjeados por formación profesional y apoyo para emprendimientos personales. El objetivo de este sistema es facilitar la reconversión laboral.

Seguridad social[editar | editar código]

Ana Inés Zerbino, referente de Talvi en economía, planteó que es necesario hacer una reforma al sistema de seguridad social debido a factores demográficos. Para esto plantea una "metodología de cuentas nacionales", en donde el trabajador puede ver cuánto está ahorrando y cuál sería su jubilación si se retirara en ese momento. Además, se buscaría flexibilizar la forma de retiro, permitiendo combinar trabajo y jubilación. [5] Ernesto Talvi confirmó esta orientación en una mesa de precandidatos en el paraninfo de la UdelaR organizada por representantes sociales del BPS.[6]

Rol del Estado y del sector privado[editar | editar código]

La referente en economía Ana Inés Zerbino plantea que el sector privado -representado por las cámaras empresariales- debería integrar un tribunal de expertos en economía, en conjunto con la academia, políticos y el gobierno. El fin de este tribunal sería determinar políticas de ahorro y gasto.[5]

A su vez manifestó que hay un "exceso de empleo público y muchas ineficiencias". Apuntó que el Estado no debería generar puestos de trabajo y reducir los existentes, de forma de reducir el gasto.

Por último se definió en materia económica como liberal, en el entendido que "el mejor asignador de recursos es el mercado, pero con ciertas salvedades en las que hay que invertir".

Políticas agropecuarias e industriales[editar | editar código]

Talvi propone tomar como modelo a Nueva Zelanda para fomentar la agroexportación, entiendo que el sector agropecuario es "el motor de nuestra economía, porque nuestro petróleo es el campo".[7]

Fuentes[editar | editar código]