Ernesto Talvi y la educación

De la diaria Wiki
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Gobierno de la enseñanza[editar | editar código]

El candidato del Partido Colorado Ernesto Talvi entiende que el problema de la educación "arranca por la cabeza", por el gobierno del sistema. En la presentación de su programa de gobierno "Un Pequeño País Modelo", en junio de 2019, Talvi sostuvo que a la educación "la gobiernan los sindicatos"[1] [2] porque la casi totalidad de los representantes del CODICEN y los consejos desconcentrados son "militantes sindicales o están afiliados al sindicato". Calificó a los sindicatos como "los guardianes del statu quo". "Está todo cocinado adentro de la gran olla sindical. Se lo cocinaron ellos y se lo comen ellos. Este es un sistema perfeccionado para que los representantes más puros de la corporación sindical sean los que lleguen a esos lugares", consideró.

En entrevista con el semanario Voces en mayo de 2019, como precandidato, afirmó: "Si vas por una reforma integral del sistema educativo vas a pelearte con el sindicato. Si hay que ir a esa pelea, vamos a ir. Tenemos que partir de la base de que en educación se está fracasando estrepitosamente, y que la mitad de los chiquilines nacen en las periferias urbanas pobres. Solo dieciséis de cien chiquilines terminan el liceo. A la mitad los estamos condenando a la changa, a la informalidad, a las tarjetas del MIDES, o a hacerse narcotraficante como forma de vida".[3]

Talvi cuestionó la cantidad de representantes que tiene el gobierno de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP): "Está integrado por un Consejo Directivo Central (CODICEN) y 4 consejos desconcentrados: Primaria, Secundaria, UTU, Formación Docente. Con cinco representantes en el Codicen, cinco en formación docente y tres en los otros tres consejos, hay un total de 19 personas en la cúpula del gobierno de la educación", afirmó. Además, consideró que el requisito de exigir al menos 10 años de experiencia en la educación pública para ser representante del CODICEN es excesivo: "Con este criterio de selección José Pedro Varela no podría haber integrado el CODICEN"[1].

En su programa de gobierno, Talvi propone revisar y modificar la Ley de Educación N 18.437. Apunta a fortalecer el rol coordinador y articulador del Ministerio de Educación y Cultura y el rol del CODICEN de la ANEP como órgano director de la educación, así como dar mayor autonomía de gestión a los centros educativos, trasladando responsabilidades y recursos.[4]

Liceos públicos de gestión privada[editar | editar código]

Una de las propuestas programáticas de Talvi consiste en la creación de 136 liceos públicos modelo en los barrios vulnerables del país.[1] El programa estima que hay 80 mil jóvenes en edad liceal que viven en zonas consideradas de alta vulnerabilidad y que podrían ser atendidos por esta propuesta, de los cuales 40 mil residen en el área metropolitana de Montevideo y 40 mil en el interior urbano.[4]

Según el programa de Talvi, estos liceos se diferencian de los que ya existen en cuatro características fundamentales: excelencia académica, contención, familia y comunidad. Funcionarán de 8 a 18 horas, incluyendo los días sábados, y desarrollarán clases en el verano. El propósito es que los centros tengan 270 días de actividades al año para un total de 2.600 horas anuales, "muy superior al estándar de educación media", se destaca en el programa.

Presupuesto[editar | editar código]

Talvi entiende que el problema no es cuánto presupuesto se destina a la educación sino cómo se utiliza: "Hemos multiplicado por más de dos el presupuesto de la educación en los últimos 14 años y los resultados están a la vista. Es como ponerle nafta a un coche con la batería fundida. No anda", graficó[1]. Evaluó que "inversión" es la palabra clave. “Eduy21 tiene cuantificado el gasto adicional que implicaría la reforma integral del sistema. Nosotros tenemos cuantificados los ciento treinta y seis liceos. Son ciento sesenta millones de dólares por año, en adición a lo que ya gastamos, para atender a ochenta mil chiquilines que hoy desertan o están en riesgo de desertar. Ese es el costo", remarcó.[3] Dijo que piensa obtener los recursos para implementar este proyecto pidiendo préstamos en bancos de desarrollo.[5]

El candidato a vicepresidente de Talvi, Robert Silva, consideró también que son necesarios más recursos para la educación. "La educación precisa más recursos y debe mejorar la gestión de sus recursos. Lo digo con propiedad porque estuve adentro. Nosotros no invertimos bien los recursos que se asignan a la educación. Hay que optimizar el uso de los recursos, cómo se gasta. Pero no hay duda, por ejemplo, que si queremos llevar delante esto [los 136 liceos], necesitamos más recursos, capaz que llegando al 6 (% del PIB para la educación) o a más que el 6. Ernesto ya manejó públicamente la cifra, de 160 millones de dólares adicionales", dijo Robert Silva en entrevista con La Diaria.[6]

Referencias[editar | editar código]